Blog / Noticias: SOLUCIONES ASEGURADORAS PARA LA OPTIMIZACIÓN DE RECURSOS HUMANOS

Volver
Optimización Recursos Humanos en la Empresa
Descargar
4 sep 2017

Ángel Crespo Castro | MAPFRE-Subdirector de Desarrollo de Negocio Vida Colectivos

José Manuel Sánchez Ruiz | MAPFRE-Director de Desarrollo de Negocio Salud

SIN DUDA, EL ACIERTO EN LA ELECCIÓN DE LOS INSTRUMENTOS DE PREVISIÓN SOCIAL EMPRESARIAL MÁS ADECUADOS PARA LA RACIONALIZACIÓN DE LOS COSTES DE RRHH, SERÁ UNA DE LAS CLAVES PARA CONSEGUIR LA SOLVENCIA FINANCIERA Y ASEGURAR EL FUTURO DE LA EMPRESA.

Previsión social empresarial

Una de las claves de la solvencia financiera de una empresa es la optimización de sus costes laborales tanto presentes como futuros.

La acertada actuación del departamento de Recursos Humanos de cada empresa para preservar el necesario equilibrio entre costes y productividad del personal, está evolucionando en el mercado español hacia modelos estratégicos adaptados a los rápidos cambios que está experimentando nuestro mercado de trabajo.

Los distintos cambios en materia laboral y el retraso de la edad de jubilación de los empleados por cuenta ajena, dibujan un panorama en el medio plazo que las empresas necesitarán abordar de forma decidida.

Las prejubilaciones ofrecidas por término medio a trabajadores mayores de 58 años, como una de las herramientas más usadas en la racionalización de los costes laborales y la activa búsqueda de optimización de las plantillas, están dando paso a otras fórmulas de incentivación para el acceso anticipado a la jubilación.

A corto plazo, uno de los problemas que se van a encontrar las empresas españolas, es que a medida que los importes de las pensiones de jubilación sigan perdiendo poder adquisitivo, los empleados irán retrasando paulatinamente su edad de jubilación, no sólo como consecuencia de las distintas reformas legales en vigor, que amplían la edad de jubilación a los 67 años y a 25 el nº de años para el cálculo de la pensión, sino por la propia y justificada conveniencia de mantener su nivel económico.

Por razones obvias, suelen ser los trabajadores mayores de 58 años los que por término medio suponen un mayor coste salarial, que en muchas ocasiones incluye beneficios sociales o pluses por antigüedad.

Es este mismo perfil de trabajadores los que, por las razones antes mencionadas, ampliarán hasta los 65 años, 67 o incluso más, la media de edad para jubilarse y finalizar su relación laboral con la empresa, ralentizando el rejuvenecimiento de las plantillas, dificultando la disminución de los gastos salariales y comprometiendo en ocasiones, la consecución de los resultados.

A esto se suma que el trabajador español percibe cada vez más claramente, que la diferencia entre su último sueldo en activo y su primera pensión pública va perdiendo el envidiado 80% de relación, y se acerca velozmente a la media de los países de la Unión Europea que se sitúa en el 50%, aún lejos de países como Alemania o Reino Unido que no llegan al 40%.

LOS DISTINTOS CAMBIOS EN MATERIA LABORAL Y EL RETRASO DE LA EDAD DE JUBILACIÓN DE LOS EMPLEADOS POR CUENTA AJENA, DIBUJAN UN PANORAMA EN EL MEDIO PLAZO QUE LAS EMPRESAS NECESITARÁN ABORDAR DE FORMA DECIDIDA.

La alarma se ha encendido, y los departamentos de Recursos Humanos de las empresas más competitivas del mercado se han puesto manos a la obra, modificando los planteamientos en relación a los beneficios sociales de los empleados, reforzando y optimizando los destinados a la jubilación efectiva (anticipada u ordinaria) de sus empleados, en tres ámbitos:

a. Generando compromisos con sus trabajadores si acceden de manera voluntaria a la jubilación anticipada (desde los 63 años en algunos casos), consiguiendo de esta manera un complemento vitalicio a sus respectivas pensiones de jubilación.

b. Reforzando los instrumentos en materia de jubilación (planes de pensiones de empleo y planes de previsión social empresarial, preferentemente) que hagan más atractiva la posibilidad de jubilación efectiva del trabajador.

c. Utilizando fórmulas mixtas entre prejubilación, jubilaciones voluntarias y jubilaciones activas. Un ejemplo del primer caso que ya se están planteando empresas de distintos tamaños, sería ofrecer al empleado que se jubile a los 63 años y cumpla los requisitos de acceso a la jubilación anticipada( 1), un complemento igual al 125% de su pensión máxima posible a la edad de su jubilación ordinaria (65, 66 o 67 años, dependiendo de los casos).

El cuadro de prestaciones que percibiría el trabajador según esta propuesta, sería:

A) Pensión correspondiente por anticipar la jubilación a los 63 años

·2.265 € brutos/ mes 14 pagas

B) Pensión máxima por jubilación ordinaria 100%)

·2.573 € brutos/ mes 14 pagas

C) Propuesta de Pensión ofrecida mediante Seguro de Ahorro: 125% de la Pensión Máxima (B)

·3.216 € brutos/ mes 14 pagas

D) Diferencia entre la pensión a los 63 años y la obtenida mediante Seguro de Ahorro (C-A)

·951 € brutos/ mes 14 pagas

Para planificar esta medida, el instrumento más apropiado y utilizado es la contratación de un Seguro de Ahorro Colectivo destinado a la jubilación, donde la empresa mantiene los derechos económicos de las aportaciones destinadas a tal fin, con lo que consigue un importante ahorro de costes para la empresa, como se puede ver en el siguiente ejemplo:

Supongamos un trabajador de 63 años con un sueldo bruto anual de 60.000€, que a la empresa realmente le supone un coste total de 90.000 € al año, sumando sueldo, seguridad social, beneficios sociales y distintos pluses de antigüedad.

Mediante este tipo de soluciones, la empresa podría ofrecer al trabajador una renta mensual vitalicia complementaria de 951 € brutos al mes (según datos del ejemplo), con un incremento del 0,25% anual (igual que se establece por ley para las pensiones públicas), para alcanzar, desde la cantidad que percibiría de pensión por jubilación a los 63 años (A), una cantidad que supondría el 125% de su pensión máxima a la edad de jubilación ordinaria (C).

Además, este complemento, de manera similar a lo que sucede con la pensión pública, se constituiría como una renta reversible al cónyuge al 50%, en caso de fallecimiento del trabajador.

La prima de una póliza de rentas que garantizara al trabajador la percepción de un complemento mensual de forma vitalicia rondaría los 180.000€.

UNA DE LAS CLAVES DE LA SOLVENCIA FINANCIERA DE UNA EMPRESA ES LA OPTIMIZACIÓN DE SUS COSTES LABORALES TANTO PRESENTES COMO FUTUROS.

La comparación entre el coste para la empresa de mantener a su empleado desde los 63 años del supuesto, hasta los 67 años para su jubilación normal, frente al coste de la prima del seguro propuesto como solución en el ejemplo, nos ofrece los siguientes datos:

Coste de mantener al empleado hasta los 67 años

360.000 €

90.000 € x 4 años

Coste de anticipar la jubilación a los 63 años

180.000 €

Prima del Seguro de Rentas Vitalicias

Como se puede comprobar en el cuadro anterior, la empresa se ahorra la mitad del coste del trabajador, en caso de que decida acceder a su jubilación anticipada a los 63 años y no mantenerse en su puesto de trabajo hasta los 67 años.

Si por cualquier razón, finalmente el trabajador renunciara a esta opción y no se jubilara a los 63 años, la empresa puede recuperar la prima constituida junto con la rentabilidad obtenida, aunque la mayoría de trabajadores suelen valorar como muy positiva esta opción de jubilación anticipada incentivada, lo que demuestra la efectividad de la medida.

La ventaja no es solo para la empresa. En el ejemplo descrito, el trabajador se está garantizando de por vida a sus 63 años, percibir un complemento hasta el 125% de su pensión máxima, algo que no obtendría ni siquiera aunque trabajara más allá de los 67 años, lo que genera un incentivo diferenciador y la favorable acogida de esta fórmula de desvinculación laboral empresa/ trabajador, como una solución sencilla, efectiva y óptima por las dos partes.

Seguros de Vida, Ahorro y Jubilación a medida, según necesidades de la empresa

Riesgo Colectivo

- Vida + Accidentes

- Convenios

- Compromisos Alta Dirección

Todas las coberturas. Prestación Capital/ Rentas

Ahorro Colectivo

- Ventajas Fiscales

- Retribución Flexible

- Ahorro Empleados y Directivos: Componente fiscal diferenciador

Jubilación

Planes de Pensiones promoción conjuntos

Plan de previsión Social Empresarial

Seguros Colectivos de Jubilación

Prejubilación

Abaratar costes de Despido

Despidos individuales o ERE’s

Mantenimiento buen clima laboral

La empresa puede realizar una planificación adecuada de la propuesta incentivada de jubilación anticipada a determinados trabajadores con edades cercanas a la jubilación, dotando anualmente las cantidades necesarias para la contratación de este tipo de Seguros de Ahorro Colectivo, de tal manera que cuando llegue el momento previsto y acordado, se pueda hacer frente a la prima del seguro, sin coste adicional para la empresa y en condiciones favorables para el trabajador.

Si existieran casos de trabajadores que de manera inmediata pueden ser objeto de esta propuesta, el seguro se puede constituir de una sola vez para estos trabajadores concretos, abonando una prima única, que se determinaría en función de la edad y el cálculo de la pensión de cada trabajador afectado.

Los tiempos están cambiando, y también los instrumentos utilizados por los Departamentos de RRHH de las empresas, que ya no sólo buscan la forma de motivar, fidelizar y retener el talento, sino también de optimizarlo y racionalizarlo para que su relación con la empresa sea la adecuada, según las circunstancias sociales y de la empresa en cada momento.

Sin duda, el acierto en la elección de los instrumentos de previsión social empresarial más adecuados para la racionalización de los costes de RRHH, será una de las claves para conseguir la solvencia financiera y asegurar el futuro de la empresa.

LOS DEPARTAMENTOS DE RRHH YA NO SÓLO BUSCAN LA FORMA DE MOTIVAR, FIDELIZAR Y RETENER EL TALENTO, SINO TAMBIÉN DE OPTIMIZARLO Y RACIONALIZARLO PARA QUE SU RELACIÓN CON LA EMPRESA SEA LA ADECUADA, SEGÚN LAS CIRCUNSTANCIAS SOCIALES Y DE LA EMPRESA EN CADA MOMENTO.

Ventajas para la empresa:

    ·Abaratar costes laborales.

    ·Lograr la adecuada rotación del personal.

    ·Rejuvenecimiento de la plantilla.

    ·Inmejorable clima laboral.

    ·Fidelización e implicación del empleado.

Ventajas para el trabajador:

    ·Beneficio social en la jubilación.

    ·Mantenimiento del poder adquisitivo.

    ·Tranquilidad y estabilidad en el futuro.

Seguros de salud para empresas

A pesar de ser España un país con uno de los mejores servicios de salud públicos, la situación económica ha deteriorado sensiblemente la dotación financiera de esta partida en los Presupuestos Generales del Estado, haciendo cada vez más conveniente la complementación de este tipo de servicios con otros de carácter privado.

En el ámbito empresarial, el seguro de salud privado es el beneficio social más valorado por los trabajadores por cuenta ajena, siendo además, para los autónomos, una opción muy rentable y adecuada, no solo por la tranquilidad que aporta en el cuidado de la salud familiar, si no también, por su favorable tratamiento fiscal.

MÁS DE LA MITAD DE LAS EMPRESAS SIGUEN OFRECIENDO EL SEGURO DE SALUD COMO UN BENEFICIO SOCIAL PURO, CON CARGO A LA PROPIA EMPRESA.

Aunque los programas de retribución flexible y las fórmulas de cofinanciación van cobrando un mayor protagonismo, más de la mitad de las empresas siguen ofreciendo el seguro de salud como un beneficio social puro, con cargo a la propia empresa, por las múltiples ventajas y beneficios que reportan tanto a la empresa como a los empleados:

Para la empresa:

    ·Ventajas fiscales. Deducible en el Impuesto de Sociedades.

    ·Fidelización del empleado. Es el beneficio social mejor valorado por los trabajadores. 6 de cada 10 empresas perciben que el seguro de salud potencia el grado de compromiso, lealtad y motivación de sus empleados.

    ·Reducción del Absentismo laboral.

Para el empleado:

    ·Acceso a un servicio de asistencia sanitaria de primera calidad.

    ·Posibilidad de incluir a familiares, cónyuge, pareja de hecho e hijos convivientes.

    ·Facilita la conciliación.

Los productos sanitarios para Empresas son adaptables a las necesidades del personal y del negocio tanto en coberturas como en modalidades de contratación, pudiendo elegir normalmente entre la modalidad de Asistencia Sanitaria, Reembolso de Gastos, Indemnización e incluso la modalidad de Seguros de Salud para expatriados por motivos laborales, con la pretensión de cubrir la totalidad de necesidades sanitarias que pueda tener una empresa.

Seguros de Salud a medida, según características y necesidades de la empresa

Asistencia Sanitaria

Asistencia sanitaria prestada por más de 32.000 profesionales, 267 hospitales y 86 centros médicos a nivel nacional

Con o sin copago

Opción Garantía Bucodental

Reembolso

Libre elección de médico y centros hospitalarios a nivel mundial, además de los servicios médicos concertados MAPFRE

Opción de Gran Cobertura

Opción Garantía Bucodental

Indemnización

Pago de una indemnización diaria en caso de incapacidad temporal por accidente o enfermedad.

Global Expat

Reembolso de Salud para expatriados, con cobertura nacional e internacional. Permite acudir, sin desembolso previo, a los Servicios Médicos Recomendados y/o Concertados de MAPFRE.

¿Necesitas más información? teEscuchamos

Últimas Blog / Noticias

Ver todas las noticias
Agentes de MAPFRE en Elche. Por Confiar en Nosotros, teCuidamos

Agentes de MAPFRE en Elche. Por Confiar en Nosotros, teCuidamos

En la agencia de seguros Quiles y Carvajal te sentirás más cuidado y protegido que nunca...

+ 20 nov 2017

¿Necesito un plan de pensiones? 4 razones para pensar que sí.

¿Necesito un plan de pensiones? 4 razones para pensar que sí.

Necesidad, según el Diccionario de la Real Academia Española: “Aquello a lo cual es...

+
© 2019 Quiles y Carvajal ● Diseño: MediaelxNota legalPrivacidadMapa Web Google+ Quiles y Carvajal Facebook